26 abril 2007

Laguna de los Cóndores: Momias, Turismo y Ganadería. ( Amazonas - Perú )

Informe Especial. Al sur este de Leymebamba, en el flanco Oriental de la Cordillera de Yasgolga, se ubica el fundo ganadero “Perla Escondida” de la familia Ullilén Portal, a un lado se encuentra la Laguna de los Cóndores. Al borde se han encontrado sarcófagos de los caciques chachapoya, cuyo hecho sigue siendo noticia en el mundo.

La colonización de la ceja de Selva.

Don Julio Cesar Ullilén Hidalgo, siendo muy joven pensó colonizar la zona y hacer en ella un fundo ganadero. Con este propósito y acompañado de dos comuneros exploró el sitio denominado “El Negro” al este de Leymebamba, pero abandono el proyecto cuando le prohibieron la entrada al lugar. Posteriormente con Darwin Vega penetraron hacia el Este más al Sur abriendo una trocha y bordeando la cordillera llegaron a una explanada hallando una laguna. Aquí llevan por vez primera ganado vacuno. Años más tarde llega a la zona Gene Savoy y puso el nombre de los Cóndores. En 1980 los esposos Ullilén Portal deciden colonizar la zona poniéndole el nombre de “ Perla Escondida”.
.
Sin duda alguna, que la tarea era ardua y difícil ya que tenían que construir caminos de herradura, rompiendo rocas o botando fango, buscando tierra firme.
.
En otro casos haciendo empalizadas y empedrados bajo lluvias interminables. El traslado de los víveres se hacía a pie. Los matorrales de “Perla Escondida” daban paso poco a poco a los pastos para alimentar al ganado el que ha sido mejorado año tras año con sementales de raza Brown Suize traídos de ganaderías de Cajamarca, Trujillo y Lima (Huampani)
.
En sus primeros viajes de exploración de la zona Julio Cesar Ullilén y Darwin Vega en las aguas de la laguna y riachuelos adyacentes habían sembrado truchas, trayendo alevitos de la laguna de Cochabamba. Los colegas del señor Ullilén (ex policía) no creían que iba a construir 15 kilómetros de camino de herradura por lo difícil de la geografía, calificándolo de “ Loco Proyecto”. Sus hijos, Marco Antonio, Julio Cesar y Luís Omer, crecieron y el proyecto seguía adelante. Julio Cesar hijo se especializo en la ganadería, egresado de la Universidad Agraria La Molina.

La tranquilidad ….. se rompe

Para bien o para mal, la tranquilidad de la familia Ullilén se rompe en forma inesperada en marzo del presente año con la información del hallazgo de sarcófagos en sus peñascos a la orilla de la Laguna de los Cóndores, muchas personas han llegado al lugar desde entonces, unos en misión de servicio, otros, en viaje de turismo.
.
A algunos les encanto el paisaje, sobre todo la laguna que es la más bella de Amazonas, a otros les emociona el misterio de los mausoleos y otras por supuesto las truchas y la cuajada.

El hallazgo de los sarcófagos

Muchas personas se disputan hoy el honor de haber descubierto los sarcófagos, según se lee en los distintos medios de comunicación impresos y hasta se discute el nombre mismo de la laguna; pero lo cierto es que lo descubrieron y profanaron fueron los peones de la familia Ullilén Portal. Los profanadores extrajeron de los sarcófagos, momias, ceramios, bastones. Que una parte lo distribuyeron en Leymebamba, Cochabamba y Celendin. Recién en marzo de este año se entera Luís Omer luego de escuchar una disputa entre peones. Lo primero que hace es recabar de los peones los objetos desaparecidos para siempre, sin resultado positivo. Julio Ullilén ya en posesión de la mayoría de los objetos recobrados, denuncia a los responsables de la profanación y pone a disposición de la Fiscalia los objetos encontrados, con fecha 11 abril de 1007.
.
El INC de Chachapoyas interviene conjuntamente con la Policía Nacional y la Fiscalia, recogen (incautan según ellos) todos los objetos recuperados por los propietarios del Fundo “Perla Escondida”. Enjuiciando a la familia Ullilén, el INC que representa a Amazonas, por el profesor Luís Herrera Castro. Posteriormente una comisión viaja al lugar de los sarcófagos y a su regreso traen más cerámicos y otros objetos extraídos de lugares intactos, lo que les valió una condecoración con medallas obsoletas por parte de la Municipalidad Provincial de Chachapoyas, desconociendo el trabajo y lucha de años como colonizador de la zona a Julio Cesar Ullilén Hidalgo, cuyo mayor delito cometido es el de recuperar de sus peones una parte de nuestro patrimonio que aún falta mucho por descubrir.


Reflexión Final

“ No hay mal que por bien no venga” reza un viejo refrán y ojala el descubrimiento de los sarcófagos sirvan para conocer mejor nuestro pasado histórico, fomente el turismo. Superado el pasionismo reconozcamos con altura el trabajo de la familia Ullilén Portal, como así lo demuestra una serie de publicaciones en los medios de comunicación nacional y mundial.
.
Fuente: Revista Expresión, Año II Nº 24 -16-Julio 1997, Director: Manuel Cabañas López. Articulo Pág. 6. Dirección: Jr Amazonas Nº 865 – Perú.

No hay comentarios.: