02 agosto 2007

Proyecto Quishpisca - Birdwatchers ( Observadores de aves)

Clic sobre imagen para ampliar

En el Perú, las agencias de turismo especializadas en observadores de aves se cuentan con los dedos. Son pocas y tienen alta demanda. Una dificultad en el negocio de estas agencias es la de formar grupos de turistas, de manera que cada salida sea rentable. A veces, los dueños y guías de estas agencias deben renunciar a un cliente, porque no logran hacer coincidir las fechas de visita.

Por eso, cuando Rubén Darío Moscoso Carbonel decidió hacer un proyecto de negocios para una agencia de aviturismo, pensó en cómo hacer rentable la ruta, aunque esta se hiciera con un solo cliente. El trabajo más valioso del proyecto es el análisis de los costos, el mismo que hizo con la ayuda de Henry Gutiérrez, su mentor en la Incubadora de Negocios de la Universidad de San Martín de Porres.

En principio, Quishpisca Bird Perú (nombre que llevaría la agencia), ofrecería una sola ruta que empieza en la ciudad de Cajamarca y termina en la Quebrada de Sangal (10 kilómetros al norte). Para los aficionados a la observación de aves, esta ruta es conocida como la Ruta del Cometa Ventigris, un tipo de colibrí. Rubén recorrió la ruta para confirmar qué servicios se ofrecen en ella. Después de los costos fijos y variables, cada paquete deja una rentabilidad de 20% para la agencia. Esto, aunque se deba contratar al guía para un solo turista. El paquete, de US$319, incluye el transporte por avión de Lima a Cajamarca.

De acuerdo con el plan de márketing, Quishpisca debe captar a 5 clientes en el primer mes y a 10 en el segundo. Esto es importante, pues el punto de equilibro (donde la ganancia y el costo se equiparan) se alcanza con nueve turistas. El autor del proyecto realizó también una encuesta con 300 turistas en Lima, y concluyó que la oferta de Quishpisca sería atractiva para muchos visitantes jóvenes, que no vienen para observar aves, pero que tienen tiempo e interés en ello.

Una de las limitaciones del proyecto Quishpisca es que el cálculo de la rentabilidad se hizo con un tipo de cambio de S/.3,20, lo que afecta ligeramente la estructura de costos en soles. Por otro lado, el paquete se ha diseñado con los servicios de un guía entrenado y no por un ornitólogo.

Valga mencionar que los 'birdwatchers' o 'birders', viajan a sus destinos con listas de las aves que esperan observar. El viaje habrá valido la pena --y lo recomendarán-- en la medida en que logren avistar a esas aves. Para dar una mayor garantía en el servicio que ofrece, Rubén ha contactado a la Asociación Peruana de Ornitología. Varios ornitólogos manifestaron su interés en el negocio.

LAS CLAVES

1. Existen más de 110 millones de personas aficionadas al aviturismo en el mundo. Según las cifras que maneja Prom-Perú, entre 46 millones y 80 millones de ellos proceden de Estados Unidos. La mayoría son profesionales o empresarios de alto poder adquisitivo (de ingresos anuales de US$60.000 en promedio).

2. En promedio, un observador de aves puede gastar de US$1.200 a US$1.800 en un viaje de 13 días. Según informó recientemente la gerenta de Turismo receptivo de Prom-Perú, Lida García, en el 2007 se espera la visita de 50.000 avituristas y ecoturistas al Perú.

3. Quishpisca Bird Perú captaría a sus clientes desde su página web (la que debe tener mucha información, videos y audio con sonidos de aves), y a través de una agencia de viajes especializada en ecoturistas con la que se ha hecho el contacto.

4. El proyecto de Quishpisca Bird Perú ha estudiado la oferta de cinco competidores. Su diferencia competitiva sería el menor costo del paquete turístico.DÓNDEPara conocer más del proyecto Quishpisca Bird Perú, escriba al correo ruben_rock3@hotmail.com o llame al IPPEU (362-0064 anexo 3217).

Fuente:Publicado en el suplemento Mi Negociodel diario El Comercio

2 comentarios:

Manuel dijo...

Muy interesante el proyecto, pero no sé si sólo con tu diferencia de menores costos vas a competir. Recuerda que los que vienen a ver aves son gente de alto poder adquisitivo y q por $100 mas o $100 menos no van a cambiar a tu oferta.
La diferencia siempre debe estar en la calidad del servicio no en el precio. Que mas le ofreces al cliente?

Saludos,
Manuel.

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!