27 septiembre 2007

Rafo León: Si en lugar de cobre......turismo rural o vivencial

Hay que pensar en nuevas actividades económicas para la sierra piurana

Si en lugar de cobre , el subsuelo de Ayavaca estuviera repleto de yacimientos de litio, confieso que me habría opuesto tenazmente a la pasada consulta vecinal, la misma que en una demostración de civilidad, expresó su NO al proyecto chino de Río Blanco. Pero insisto, si había litio, yo aplaudía a la minera, cuánta falta le hace a nuestros gobernantes alguna sustancia que los regrese a la normalidad; aunque sea deberían echarse agua antes de salir a declarar, no es posible que se desmoñen de esa manera solo porque les falló el TC con lo de las ONGs y luego, se les cayó su chamba de relacionistas públicos de las corporaciones mineras interesadas en nuestro país. Calma cholitos, que en la vida todo es de ida y todo es de vuelta.

A otra cosa, mariposa.
.
De cualquier manera, es momento de que los municipios, las comunidades y las familias de las serranías piuranas comiencen a ponerse las pilas en lo que se refiere a explorar nuevas actividades productivas y de servicios que sean coincidentes con su voluntad de no transformar sus tierras en distrito minero, y así salir adelante como se debe. Para esta tarea cuentan a su favor con una variada y frondosa institucionalidad nacional e internacional que trabaja por la vida, por la salud del planeta, por el precio justo, por los emprendimientos comunitarios que nada tienen que ver con las corporaciones que trafican con armas o controlan el maldito mercado de los productos farmacéuticos, que es donde se llega inevitablemente al momento de analizar las redes de las que forman parte las empresas extractivas internacionales que se nos han metido hasta en la sopa.

Gente que busca gente

Personalmente les propongo a los ayavaqueños y huancabambinos el reto de entrar a ese mundo promisorio como pocos, que es el del turismo comunitario, rural, o vivencia!, como se le quiera llamar. En los países emisores de viajeros crece la demanda de gente culta y sensible, interesada en constatar que el planeta tiene salvación y que no todo en esta vida tiene que ser estrés, anorexia, paranoia bursátil y militarismo imperial. Es gente que viaja buscando gente pero para cambiar su sentido de lo que es la (in) humanidad en las grandes ciudades neurotizadas por el miedo a la pobreza, a la migración y a todo lo que se mueva a un ritmo distinto del suyo. Estas personas, que son cada vez más, se desplazan por el mundo a la caza de poblaciones que las hospeden por un tiempo, y que establezcan un intercambio cultural y emocional del que salgan enriquecidas las dos partes.
.
Ello pasa porque conozcan cómo viven las comunidades, qué producen, cómo lo hacen; también incluye la experiencia de recorrer juntos los recursos naturales y culturales que son bienes patrimoniales de estas antiguas poblaciones, lo que demanda la puesta en valor de los mismos tanto como el diseño de circuitos que ofrezcan al viajero, al lado de lo vivencial, la oportunidad de practicar deportes de aventura, que en la sierra piurana son muy atractivas.

Todo por hacer

Lo inmediato y urgente es fijar aquellas porciones de territorio que deberían pasar a un régimen de protección estricta. Allí están, para comenzar, el bosque de neblina de Cuyas y los maravillosos páramos de Pacaipampa, Luego, presionar para que eso se haga, mientras se afina el inventario de los recursos arqueológicos y de cultura viva. Entre los primeros, el conjunto inca de Aypate y los tramos de Cápac Ñan. Los segundos, opino, van por el lado del manejo tradicional de la salud. El curanderismo, poderosísimo en Ayavaca, bien manejado, con autenticidad, puede crear en esas alturas un polo mundial de higiene para el alma y rescate de los corazones, algo cada vez más requerido por la gente decente. Un desayuno con cachangas fritas y café de olleta en San Juan, antes de iniciar el trekkinga la laguna del Rey, vale muchísimo, tanto como una mazamorra de zambumba acompañada con yucas hervidas allá arriba en el campamento, en medio de una naturaleza que ha insistido en manejarse según sus propias leyes. Felicitaciones.
.
Fuente: Revista SOMOS del COMERCIO (Sábados)
.
Años anteriores Tiempo de Viaje
Clic

No hay comentarios.: