10 diciembre 2007

Iniciación al Alpinismo - Escuela Cántabra de Alta Montaña (E.C.A.M.) Download PDF 91 pág

Escalada en Nieve

3.1. Progresar sin crampones

3.1.1. Ascenso

El ascenso de largas pendientes de nieve suele ser monótono y cansado. Es preciso adaptar el paso a un ritmo que se pueda mantener durante horas ya que las distancias de las pendientes y corredores de nieve son muy engañosas. Las diferentes técnicas, tanto de piolet como de pies, se acomodan a la inclinación de la pendiente y a la dureza de la nieve.
• Marcha: Para terreno llano. Piolet con agarre en autoseguro, esto es, el piolet en posición de bastón, agarrado por la cabeza, con el pico hacia delante y el regatón hacia el suelo. Para agarrar el piolet de forma cómoda, la palma de la mano descansa sobre la pala del piolet, y los dedos índice y pulgar se colocan a los lados de la hoja, el resto de los dedos por debajo de la pala. Se camina normalmente con los pies en posición de marcha. Si la nieve es blanda será conveniente turnarse entre los compañeros de cordada para hacer huella, siendo los pasos cortos. Cuidado con las zonas cercanas a piedras o arroyos, suele haber agujeros.

3.1.2. Descenso

Para descender sobre la nieve, puedes sencillamente andar a grandes zancadas directo hacia abajo si la nieve es blanda. Estate atento en estos casos por si a la siguiente zancada te hundes más de lo previsto, ya que es fácil lesionarse la rodilla si bajas deprisa y la pierna de atrás se te queda pillada en la huella.
- Deslizándose. Siempre que las condiciones de la nieve y la pendiente sean adecuadas es preferible bajar deslizándose por la pendiente, no sólo porque es más rápido, además es divertido y te hace ahorrar energías. La dureza de la nieve es determinante en la técnica a utilizar, ya sea de pie, en cuclillas, sentado e incluso tumbado.

- Deslizamiento de pie. El más divertido y el que más control de la dirección se tiene, pero necesitas que la pendiente tenga una buena inclinación, y la nieve esté lo bastante firme para no hundirte, pero blanda en la superficie para poder frenar y girar con las botas. Las piernas deben estar flexionadas, el cuerpo hacia delante (más cuanto más pendiente) y el peso repartido sobre los pies (centro de gravedad sobre las botas), adelantando un poco el pie del monte al deslizarse en diagonal. Los brazos han de estar extendidos para conservar mejor el equilibrio y el piolet empuñado en la mano más fuerte en posición de autodetención. Para reducir la velocidad apóyate más sobre los talones y para frenar y girar, coloca los pies en cuña o gira de lado los pies paralelos como en el esquí, iniciando el viraje desde la parte superior del cuerpo para acompañarlo con rodillas, tobillos y pies hacia la nueva dirección, girando sobre los cantos de las botas. Si quieres detenerte, clava el piolet con energía cercad de los pies, a la vez que giras derrapando con fuerza las botas hacia el lado que empuñas el piolet. Controla la velocidad en todo momento y estate atento para adaptarte a los cambios de dureza y relieve del terreno. Debido a los cambios de dureza de la nieve, no siempre conseguirás deslizarte con continuidad, para ayudarte a deslizar puedes impulsarte haciendo largos pasos de patinaje...

Bibliografía

-Manual completo de montaña. PEPI STÜCKL & GEORG SOJER. Ediciones Desnivel. 1993
- Material para roca y hielo. CLIDE SOLES.
Ediciones Desnivel. 1ª edición en castellano. 2001
- Escalada en nieve y hielo. MÁXIMO MURCIA.
Ediciones Desnivel. 4ª edición. 2001
.
Otras fuentes:
.
.
Autor:
.
Jesús del Río (en las inmediaciones de Peña Prieta)
.
.
Download PDF: Clic aquí

No hay comentarios.: