22 diciembre 2007

Las Cuevas de Tres Ventanas de Chilca - Perú ( Monografía)

La Quebrada de Chilca

Sumario

La presente "Geografía de la Quebrada de
Chilca" consta de tres partes. La primera trata los conocimientos arqueológicos que se tiene de la zona. En realidad es un homenaje al investigador Frederic Engel y sus colaboradores. Resalta la secuencia cronológica de las culturas a base de los hallazgos locales según Engel /Ojeda y una documentación sobre las investigaciones realizadas a 4,000 m.s.n.m. en la cabecera de la quebrada, donde se descubrieron restos importantes del horizonte pre-agricola, p.ej. 5 momias de cazadores / recolectores bien conservadas.
La parte geográfica reproduce las zonas ecológicas hoy día establecidas en la ciencia, un aporte a la geografía humana y otro al
microclima.
Las informaciones turísticas facilitan al interesado la planificación de visitas al sitio.


Summary

The present "Geography of the Valley of Chilca" inclues an archaeological part. The facts there reproduced are the results of investigations realized by Fréderic Engel and his collaborators since 1964. Among others a very interesting chronological sequence of cultures based on local studies. A few datas about an exciting discovery and investigations of the cave-men at 4000 m about sea level on the high part of the valley are temarkables.
The geographical part treats the ecological zones nowaday eccepted by the scientists, some aspects of human geography and others of the local micro-climate.
Informations for tourism will help in planifying an excursion there.


Inhaltsangabe

Der reich illustrierte Beitrag enthält wissenschaftliche Untersuchungen verschiedener Autoren in lockerer Zusammenfassung. Es entstebt dadurcb eine Geographie e'tnes wenig be-suchten "Trockentales", das 60 km südlich der Hauptstadt Lima im pazifischen Ozean endet.
Den
grössten Raum im vorliegenden Bericbt nimmt die Archäologie ein, weil Fréderic Engel und seine Mitarbeiter sich seit 1964 ganz intensiv u.a. mit dieser Zone befassen. Besonders interessant ist die chronologische Uebersicbt der Kulturen, die sich ausschliesslich auf im Tal studierte Funde abstützt, wie auch eine Dokumentation zu den Ausgrabungen auf 4000 m ii M., die nebst vielem anderem fünf guterhaltene Mumien, Jäger und Sammler aus dem 5. bis 8. Jahrtausend vor unserer Zeitrechnung, hervorbrachten.
I m
geograpbischen Teil werden die heute üblichen ökologischen Zonierungen und einige Daten zur Humangeographie und dem Mikroklima wiedergegeben, während ein touristisches Anhängsel den Interessierten auf mögliche Exkursionswege-und ziele aufmerksam macht.
.
.
La quebrada de Chilca está ubicada en las provincias de Cañete y Huarochirí del departamento de Lima. Es objeto y fuente inagotable de estudios geológicos, arqueológicos y geográficos. Una visita a esta zona aparentemente muy poco poblada ofrece también al no-especialista gratos momentos de sorpresas, de emoción y de instrucción sobre el pasado y el presente de un valle cerca de Lima y poco transitado. Los siguientes comentarios sobre la quebrada de Chilca podrán motivar excursiones, paseos, en fin aventuras inolvidables en un rincón hermoso de la costa peruana hasta la puna.

Datos Arqueologicos

Los estudios sistemáticos de la historia y prehistoria de la quebrada de Chilca empezaron con la llegada del Dr. Frederic Engel al Perú 1963 en el litoral.

A través de la Universidad Nacional Agraria de la
Molina y otras instituciones Frederic Engel y su equipo investigaron durante muchos años toda la zona del río Chilca y de sus afluentes, extendiéndose posteriormente hacia otras regiones áridas del Perú. Los hallazgos cada vez mas fascinantes y revolucionarios pa­ra la arqueología peruana y su total entrega a la investigación hicieron olvidar al talentoso investigador de publicar sus resultados. Existen apenas un informe preliminar y pocos bre­ves artículos al respecto según nuestra bibliografía. Pero Frederic Engel deja una herencia sumamente valiosa en el Centro de Investigaciones en Zonas Áridas (C.I.Z.A.), un anexo de la Universidad Agraria, situado en Jesús Ma­ria (Camilo Carrillo 300 A), que incluye un equipo eficiente de campo, un archivo y un museo.

Como información general reproducimos del informe preliminar arriba mencionado la SECUENCIA CULTURAL Y
ECOLOGICA EN LA QUEBRADA DE CHILCA, publicado 1966 por F. Engel:

1. Horizonte
pre-agrícola: los tiempos oscuros (hasta 7,000 años antes J.C.)
2. La agricultura en su primera etapa, o agricultura incipiente (de 7,000 hasta 4,000 anos antes J.C.)
3. La segunda etapa agrícola: Aparición de los
pallares y de la jiquima (de 4,000 hasta 3,000 antes J.C.)
4. Tercera etapa agrícola: El algodón sin la cerámica (de 3,000 hasta 1,300 a.J.C.)
5. y 6. Periodo de transición: el maíz y las primeras cerámicas
7. El horizonte de
Chavín (de 1,500 hasta 500 antes J.C.)
8. Culturas locales post-
chavinoides (de 500 hasta 250 antes J.C.)
9. Horizonte de las primeras culturas regionales (de 350 a.J.C. hasta 450 de nuestra era)
10. El Impacto de
Tiahuanaco (de 650 hasta 1,200 de nuestra era)
11. y 12. Culturas Locales y Regionales post-
tiahuanacoides (de 1150 hasta 1450)
13. El Impacto Incaico (de 1450 hasta 1550)
14. La
Hispanización (de 1540 hasta 1825)
15.
Chilca Contemporánea (desde 1925)

F.
Engel y su equipo avanzaron en las investigaciones más y más. La fama de buen conocedor del Perú antiguo también. En estas alturas el prof. Engel se encuentra la mayor parte del año fuera del Perú.

Pero el C.I.Z.A. bajo la dirección del
Dr. Carlos López O., la co-dirección de Frederic Engel y las colaboraciones del arqueólogo de campo Bernardino Ojeda y los demás miembros de la institución universitaria, sigue investigando sin cesar. Los trabajos de excavaciones, de limpieza, de investigaciones de campo, etc. en la parte baja, media y alta de la quebrada de Chilca levantaron el polvo sobre muchos misterios de la historia del antiguo poblador peruano. Mucho impacto provocaron en círculos académicos los resultados de las investigaciones científicas de los restos encontrados en las cuevas Tres Ventanas y Kiqché en la parte alta de la quebra­da. Los cinco cadáveres en perfecto estado de momificación, una malla de fibras vegetales, miles de proyectiles de piedras talladas, etc. pertenecen al horizonte pre-agrícola (cazador-recolector).
El análisis
radiocarbónico de restos orgánicos de la cueva I de Tres Ventanas, efectuado por Buckley y Willis en New Jersey (U.S.A.) arrojaron 10,030 +/- 170 años de edad, lo que significa, que las momias expuestas en el museo del C.I.Z.A. vivieron 8,000 años antes de nuestra era!
Huesos allí mismo en un
estratus inferior encontrados fueron determinados por el Prof. Hofstetter como partes del Megatherium G. y de otro herbívoro grande (Scelidotherium) del pleistoceno, hoy día extinguidos.

Transcribimos a continuación el relato del descubridor de las cuevas tan importantes para la prehistoria — del arqueólogo de campo del C.I.Z.A. don
Bernardino Ojeda E.

Relato Anecdótico del hallazgo de las Cuevas de Tres Ventanas de Chilca


Un acontecimiento muchas veces de trascendencia va precedido de una antesala de casos i hechos que colindan en lo anecdótico, el fondo de mi relato sucedió allá en el año de 1966 siendo los primeros días del mes de octubre lógicamente llevado por la obligación de mis funciones de Campo en el entonces Instituto de Antropología de la U.N.A. que me encomendaban proseguir las labores exploratorias del sector andino de la cuenca de Chilca.

Premunido de los elemento logísticos necesarios y tomando el confortable como recién estrenado Land Rover, emprendí mi viaje en gra­ta compañía de mis colegas Apolonio Lino y Gregorio Huallparuca. Después de desplazarnos fácilmente por la Panamericana Sur hasta el valle bajo de Chilca, ingresamos a la amplia quebrada en dirección Este, cruzando los desérticos tablazos de Parca, más la sucesión de estancias de Santa Rosa, La Palma, Capto, centros "tuneros" por excelencia, Lliki Llaca sitio pintoresco apacible con familias entregadas a la producción de Vasijas de barro. Finalmente después de atravesar el sector de Cuculí, llegamos a Piedra Grande, último tramo de carretera, lugar de activa concentración comercial de la zona.

Tornado el descanso prudencial el día 6, con las mochilas bien
apertrechadas y equipo de exploración, emprendimos la marcha bajo un sol radiante con paso firme al compás de nuestro "taimado" burro alquilado en Piedra Grande, logramos salvar la encañada de Wankasica, proyectándonos después por la escarpada pendiente del cerro Liguán, llegando pasado el medio día al poblado de Calabuaya, centro importante ganadero como agrícola cuyos habitantes que a la sazón se encontraban en los arrestos finales de una estupenda fiesta celebrada días antes. Ante la marcada curiosidad de los lugareños atravesamos el poblado, tomando el camino real, escalamos al cerro Antival, como la ruta era sumamente accidentada conspiró para desvincularme totalmente de mis colegas "perdiéndome" en la oscuridad de la noche, guiado por las tenues luces del ignoto Mayama arribe a este Villorrio, de pocas familias ganaderas de puna.

Aprovechando la innata hospitalidad, aquí pase la noche. Al día siguiente 7 de Octubre con la preocupación en mi mente de mis extraviados compañeros, abandone Mayama con dirección a San Lázaro de Escomarca, pueblo de marcada actividad comercial y paso forzoso de todo viajero de Lima e intermedios a Huarochirí. Después de apaciguar aquí mi hambre, proseguía mi solitaria andanza, anotando todo lo útil que signifique para mi accidentada exploración. Al bordear por el flanco este del cerro Condorcoto, y llegado a Colpayunco, por "corazonada" o intuición desconocida, y entusiasmado por el hilo de agua que discurre por allí, me interne por la desembocadura de una quebrada expandida, caminando unos kilómetros ya por los altos rocosos, logre divisar a la distancia, tres agujeros con apariencia de abandonadas “bocamina” refundidos entre las peñolerías.

Desde este instante mi ansiedad se acrecentó súbitamente, atravesando el abra del
Yayama, escale desenfrenadamente cual marcha de campana, llegando al sitio fue ¡grande! mi sorpresa, cuando al pie de las espectaculares cuevas, se encontraban yacentes, esperando por milenios una visita intencionada, decenas de puntas de "flecha", raederas, percutores, yunques etc. etc. mi ánimo de exaltación llego al clímax y exclame conmigo mismo "que alguna vez había soñado con ese cuadro", pero me apenaba no compartir mi alegría, con mis perdidos compañeros. Tomando la serenidad necesaria, empecé la tarea de auscultar el interior de cada cueva que miden entre 19 y 22 metros de profundidad, con aproximadamente 5 metros de diámetro en sus ingresos. El contenido de las cuevas representaba una excelente acumulación estratificada de basura, de ocupación humana de "cazadores y recolectores" de hace 10,500 años, conjuntamente que las grutas de Kiqché, del mismo territorio.

Los trabajos posteriores a este hallazgo, se materializaron en excavaciones i documentación sistematizadas, logradas en varias temporadas de trabajo del año 1967, resultados de los cuales salieron publicaciones preliminares que estuvieron en circulación.


Bernardino Ojeda. E.
.

Refiriéndose estrictamente a los resultados de investigaciones en la quebrada de Chilca e incluyendo los últimos aportes, Bernardino Ojeda nos ofreció el siguiente cuadro cronológico condensado:

1. Horizonte
pre-agrícola (hasta 5,000 antes J.C.): Aquí pertenecen los hallazgos en la zona alta de la quebrada: Tres Ventanas y Kiqché. En la zona del litoral esta el foco importante de "Paloma", actualmente en proceso de investigación con un grupo de expertos de la Universidad de Missouri.

2. Agricultura incipiente, sin algodón (de 5,000 hasta 2,500 antes J.C.): Este horizonte esta muy bien estudiado en los hallazgos de Chilca Monumento I. Se trata de una pequeña villa de cultivadores sedentarios del camote, pallar y frijol.

3. Precerámico con algodón (2,500 hasta 1,500 antes J.C.): Se conoce varios focos en el litoral como Puerto Viejo, San Caetano. Se trata de pescadores cultivadores con mayores conocimientos de técnicas del cultivo.

4. Horizonte Chavín: maíz y cerámica (1,000 hasta 500 antes J.C.): Los sitios estudiados de mayor importancia están en Puerto Viejo y en las pampas de la irrigación Del Solar.

5. Culturas locales post-chavinoides (200 an­tes J.C.): De este horizonte es muy importante el gran centro poblado en las faldas de cerro Lapa Lapa. Se caracteriza por una arquitectura de piedras y adobes cónicos. Las construcciones se encuentran en terrazas superpuestas. Existe un gran centro ceremonial. Allí se encontró la papa deshidratada más antigua del Perú. También las construcciones subterráneas en forma circular en el cerro Quipa pertenecen a este horizonte. Se trata en este centro de centenares de casas, muchas todavía con techos a base de grandes vigas y lajas, asociados a acumulaciones de basura antigua.
Son los primeros cultivadores en las "hoyadas" que se expanden en toda la amplitud del valle. La mayoría de estas hoyadas están hoy día reutilizadas por el campesino moderno para el cultivo de árboles frutales como higos, etc. En la parte alta corresponde
Antival a este horizonte.

6. El Horizonte Tiahuanaco (alrededor, de 1,200 de nuestra era): En el litoral se encuentran focos importantes en Las Salinas, en Puerto Viejo un cementerio de regular extensión.
El sitio
Sawilka en la quebrada Palas es el poblado más importante, con una arquitectura representativa de su época. Existen asociaciones de espesos basurales con cerámica evidente del horizonte Tiahuanaco. Este horizonte es el más difundido en todo el valle.

7. Culturas locales post-tiahuanacoides (alrededor de 1,370 de nuestra era): El centro poblado representativo de esta cultura es Cuculí, un pueblo que consta de centenares de casas y cementerio asociado, a un paso del pueblo actual. La cultura Cuculí representa un pequeño reino local, que gobernaba un vasto territorio de la quebrada desde la parte andina (3,000 m.s.n.m.) hasta el litoral. Otros centros importantes son: Gentilar (frente a Galahuaya), Leguán (cerca de Chatacancha), El Trigal (en Sto. Domingo de los Olleros), Huacos en el fundo La Patita y centenares de otros sitios menores.

8. Fase Cultural Puerto Viejo (alrededor de 1,450): Es una cultura tradicional que viene del Sur: Cañete, Mala y cuyas influencias repercuten en el valle del Lurin. Allí se forma el foco importante de Pachacamac. Los Puertos Viejeños tenían una alta tecnología en el cultivo: canales y pozos para la extracción del agua.

9. El Impacto Incaico: El carácter de la cultura anterior facilito una asimilación pacifica de esta a la incaica. Esta cultura se difunde rápidamente en forma masiva en toda la quebrada. En las construcciones incaicas se nota también rasgos de Puerto Viejo.

10. Hispanización (Siglos 16 y 17): En esta fase el pueblo de Chilca sirvió como centro de dominación para la quebrada, y dentro del pueblo resalta el edificio mas noble y duradero: La Iglesia franciscana. Las casas para viviendas (ya caídas) fueron de material muy modesto.

11. Tiempos contemporáneos: Se están imponiendo técnicas modernas como motobombas, grandes irrigaciones, cultivos industriales (tunales), etc.

Los detalles y datos interesantes acerca de cada horizonte y hallazgo pueden ser estudiados en el museo del C.I.Z.A. (Camilo Carrillo 300 A, Jesús Maria) o estudiados en el libro: Geografía Humana Prehistórica y Agricultura Precolombina de la Quebrada de Chilca, del cual citaremos la última frase de Frederic Engel:

Formulamos votos para que hayamos sabido hacernos entender de nuestros lectores, y comunicarles la idea de que la prehistoria del Perú no se escribirá a base de romanticismo seudo místico-histórico, sino con conclusiones del estudio detallado de hechos concretos, de carácter sobre todo ecológico y geográfico, reunido con paciencia en el campo.

(F.E. 1966, pagina 76).


Visitando la quebrada por la carretera de penetración a partir de Km. 63 de la Panamericana Sur, se nota hoy día las siguientes actividades económicas:

En los primeros diez kilómetros se encuentran granjas avícolas. Camiones llevan el agua y de más alimentos a estos lugares desérticos y extraen de allí pollos en cantidades industriales para el mercado capitalino.

En la parte posterior predomina la fruticultura, principalmente producción de tunas (opunti ficus indica). A través de pozos y motobombas se utiliza el agua subterránea en: Las Palmas (260 m s.n.m.), Sta. Rosa (400 m), Capto (530 -m), Cucayacu (560 m), Huasuco (680), Cuculí (1080 m), La Pampilla (1100 m), Llacallaca (1220 m), Comalipa (1590 m), Casa Rosada (1600 m) y en Piedra Grande (1750 m s.n.m., a 50 Km. de la Panamericana).

.

.

.

Datos Geográficos

Según la clasificación de Javier Pulgar Vidal en este mismo recorrido da de Chilca se puede estudiar las siguientes regiones:

La región Chala o Costa: hasta 500 m. s.n.m. aproximadamente.
La región Yunga Marítima: de 500 hasta 2,300 m.s.n.m.
La región Quechua: de 2,300 hasta 3,500 m. s.n.m
La región Suni ocupa aquellas zonas que están encima de los 3,500 m.

Las lluvias temporales y algunos manantiales permiten en la zona más alta una agricultura ganadera. A ella se dedican los comuneros de los pueblos de Huallanche (2120 m s.n.m.), Chatacancha (2630 m), Calahuaya (2690 m), Sto. Domingo de los Olleros (2830 m) y Matará (2860 m).

Sequías prolongadas hicieron surgir en esta zona la alfarería. El pueblo de Sto. Domingo de los Olleros por ejemplo es desde tiempos antiguos famoso productor de vasijas y ollas, abasteciendo también a los demás pueblos de la provincia de Huarochirí principalmente. La apertura de la carretera desde Lima vía Tinaja y vía Langa a Sto. Domingo impulse este oficio considerablemente en este ultimo pueblo, cuando en el año 1964 empezaron a llegar los camiones a la quebrada de Chilca por la nueva carretera de penetracion, la cual hoy día termina en Huallanche y Piedra Grande respectivamente, el desarrollo de la zona tomo poco a poco otro rumbo: Los pueblos madres como Sto. Domingo de los Olleros, Matara, Calahuaya y Chatacancha se despoblaron y empezaron a crecer los pueblos anexos mas bajos como Huallanche, Piedra Grande, Llacallaca y Cuculí. Varias familias de los pueblos madres se mudaron quebrada abajo hacia la carretera, para poder vender más fácil aún sus productos alfareros. Así se fundaron los hoy caseríos Corralache, Comalipa, Casa Rosada, Carrizal, La Pampilla. Huanuco y otros.

Del Clima

Para incentivar el estudio del microclima de la quebrada, reproducimos algunos datos sobre la temperatura y la humedad relativa. Las mediciones se llevaron a cabo durante el mes de julio del año 1976 en el lugar denominado Malpaso junto a la carretera en una altura de 1430 m.s.n.m.

La gráfica de un lapso escogido permite dos conclusiones:

1.La temperatura durante la noche fluctúa considerablemente debido a los vientos húmedos e irregulares (brisas) que traen hasta aquí – unos 40 Km. del mar – el aire fresco.

2. Se nota una correlación perfecta (indirecta) entre la temperatura y la humedad relativa durante las 24 horas del día

Datos Turísticos

Si aún le interesa llegar a conocer algo más sobre esta quebrada modelo y excepcional a la vez, le recomendamos una visita hacia allá.

Los lectores que no le gusten alejarse mucho del carro, irán a Chilca y sus alrededores para ir descubriendo los monumentos arqueológicos (ruinas junto y cerca del pueblo), históricos (la iglesia franciscana, el pueblo) y geográficos ( las salinas, la playa, etc). Sirven como guía la hoja Mala 26-j de la Carta Nacional 1:100,000 del Instituto Geográfico Militar y los vecinos de Chilca.

Excursiones hacia la quebrada adentro pueden ser realizadas a través de la carretera de penetración desde el Km. 63 de la Panamericana Sur o vía Cieneguilla-Langa-San Lázaro de Escomarca (o Sto. Domingo de los Olleros). Para ambas variantes se recomienda el estudio previo del recorrido en las hojas Turín 25-j y Huarochirí 25-k de la Carta Nacional.

A continuación algunos datos útiles para el viaje a la cabecera de la quebrada de Chilca vía Langa. Duración del recorrido en auto: 4 horas para llegar a Escomarca y 5 aproximadamente para Sto. Domingo. La Pista vía Tinaja está en abandono, en la parte alta no-transitable. La carretera hasta Langa (2 ½ a 3 horas) está durante todo el año en buen estado, mientras el trayecto posterior sufre durante los meses de las lluvias fuertes (enero hasta abril). Durante este tiempo se tomará el ómnibus de la Empresa Pérez para Huarochirí, el cual sale los días domingo, martes y viernes a las ocho de la mañana de Cinco Esquinas (Barrios Altos). Para Sto. Domingo no hay un servicio regular. Las pernoctaciones se hará en carpa o en una bolsa de dormir, buscando refugio en uno de los dos pueblos mencionados o en caseríos / casa de pastores.
El viaje algo largo a la cabeza de la quebrada sirve para llegar rápidamente a las cuevas de Tres Ventanas y Kiqché y para aquellos caminantes, que quieren estudiar la quebrada, BAJANDO.

La normal vía de acceso desde Lima para la quebrada de Chilca está por la carretera de penetración desde la Panamericana. La pista está transitable durante todo el año, se llega desde Lima en 3 ó 4 horas fácilmente a sus finales (Huallanque o Piedra Grande) y existe una infinidad de posibilidades de hermosos paseos. Cuculí cuenta además con un hotelito.

De los atractivos para el visitante mencionaremos: las plantaciones de tunas y su sistema de riego, las “fábricas” para vasijas, recipientes, ollas, etc. De barro: su elaboración hasta la cocción al aire libre, la feria semanal cada viernes en Piedra Grande, la mina de baritina “Balducho” (desvío detrás de Cuculí), ruinas por todas partes, hermosos caminos que llevan a ellos y a los pueblos actuales como Sto. Domingo de los Olleros, Matará, Chatacancha y Calahuaya y de más caseríos y estancias.

Recorridos circulares para caminantes acostumbrados (10 a 12 horas) pueden ser: Casa Rosada — Huallanche — Sto. Domingo — Yumpo — Matara — Piedra Grande — Casa Rosa-da; Piedra Grande — Matara — Chatacancha — Calahuaya — Piedra Grande. Un paseo un poco mas pacifico y a través de paisajes muy her­mosos es el camino Piedra Grande — Matará ida y vuelta.

Lectores madrugones pueden planificar una excursión de un solo día desde Lima según el siguiente itinerario: Lima — Chilca — Cuculí, — Casa Rosada — Huallanche en auto (3 a 4 horas). La subida a pie de Huallanche — Sto. Domingo (3 1/3 horas), la bajada Sto. Domin­go — Ruinas Cerritos — Huallanche (2 1/2 horas). Regreso a Lima. Esta Jornada de sacrificio y sudor se hará para gozar el aire puro y el paisaje maravilloso de la Yunga y Quechua, para estudiar un poco la vegetación y la arqueo-logia de la zona y para probar su físico. La recompensa esta en recuerdos inolvidables y en un sueño profundo después.

.

.

.

Bibliografía

Engel, Fréderic: Agricultura y geografía humana precolombina en la quebrada de Chilca. Universidad Nacional Agraria, Lima, 1966.
- El Complejo El Paraíso en el Valle del Chillón. En: Anales científicos de la Universidad Agraria, Lima, 1967.
- La Grotte du Megatherium a Chilca. En: Echanges et Communications. Mouton, La Haaye - Paris, 1970.
- D'Antival a Huarangal. En: L'Homme, Revue Francaise d'anthropolo­gie, Paris, 1971.

Pulgar Vidal, Javier: Geografía del Perú: Las Ocho Regiones Naturales del Perú.
Lima, 1970.

Villiger, Ferdinand: La Quebrada de Chilca. En: Boletín de la Sociedad Geográfica de Lima. Lima, 1978.

Nota: Hay muchos datos por actualizar y mucho trabajo para las nuevas generaciones de investigadores.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

En 1991 por medio de EL Comercio me entere de Tres Ventanas.Como me gusta las expediciones el 2008 lo recibi en Escomarca visitando las 3 cuevas legendarias, muy impresionantes en una quebrada con figuras en las rocas. Tu monografiaes muy interesante sobre el descubrimiento y a su vez los circuitos turisticos que propones. Mis grandes felicitacioens para tu estudio y sigue asi. Saludos, Raúl Z S qechcan13@hotmail.com

Juan Carlos Pilco dijo...

Tengo muchas ganas de realizar el viaje,una pregunta saliste de Chilca con los buses antiguos ( cuál es el costo y el horario?, los datos de la monografia son anticuados.
Más bien te tengo una propuesta, que te parace si haces una bitacora de tu viaje a Escomarca y lo publico en este blogger ( con tu firma y si tienes fotos mucho mejor). Contribución a los viajeros y para la comunidad campesina. Gracias por la opinión.

Anónimo dijo...

Hace tres años hice el recorrido por la zona con un grupo de 4 x 4, de ida fuimos por la quebrada Tinajas, el camino me pareció en buen estado en general, hay que ir despacio y con mucha paciencia. Llegamos sin novedad y con mucho polvo a Sto. Domingo de los Olleros, un pueblo a pesar de estar cerca a Lima se encuentra abandonado y con poca gente; bajamos a la quebrada de Chilca por Huallanche, es una bajada abrupta, algo estrecha y que con paciencia y pericia se baja sin problemas, de allí es suave hasta Chilca. Hace falta de una guía de zonas arqueológicas, pues éstas abundan y no se puede ubicarlas. Derepente con una buen mapa y con GPS el viaje puede ser más interesante y productivo. Toda la vuelta la hicimos en 12 horas disfrutando el paisaje, el cual por Tinajas es muy desolado, cuando visité la zona de Sto. Domingo estaba muy seco y parece que la actividad ancestral de fabricar ollas como que va desapareciendo pues quise comprar ollas como recuerdo y no encontré a ninguna persona que las venda; ví muchas cabras, algunas ovejas y muy pocos vacunos, pues la escases de pastos naturales es notoria, el ganado existente rastrojea lo que encuentra. Mi familia por parte paterna es de Chilca y he trabajado mucho por esa zona, por lo que siempre me ha enstusiasmado conocer más de la historia de estos lugares.

Suerte y felicitaciones por tus estudios.

David Rueda

ckmsasa@terra.com.pe

claudia dijo...

Este es un artículo de Ferdinand Villiger, lo leí en Boleín de Lima, número 4, del año 1980. paginas de la 54-68.

Juan Carlos Pilco dijo...

Al final se hace referencia al autor. Pero falto poner Boletin de Lima. Gracias por el detalle.

Qechcan-Raul dijo...

Hola de nuevo. No se si te envie el link con el relato de mi viaje ,pero aqui va en tu pagina: http://www.viajeros.com/diarios/san-lazaro-de-escomarca/cuevas-tres-ventanas . Al inicio encontraras los datos sobre transporte. Queda pendiente regersar y explorar mas esa quebrada! Saludos:Qechcan

Juan Carlos Pilco dijo...

Completo y actualizado itinerario, excelente.