27 junio 2008

Ministerio del Medio Ambiente usará Potencial Turístico de Áreas Protegidas del Perú

Cerca de 19 millones de hectáreas son parte del patrimonio natural. Se utilizarán pequeñas porciones establecidas dentro de zonificación.

El potencial turístico de las diversas áreas naturales protegidas será el nuevo filón de desarrollo sostenible con el que nuestro país podría cambiar su rumbo económico. Al menos así lo dio a entender el ministro del Ambiente, Antonio Brack Egg, tras anunciar el pase de la Intendencia de Áreas Naturales Protegidas del Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena) a su sector, a fin de de constituir el servicio nacional de áreas naturales protegidas.


“Este servicio funcionaría como un ente especializado y autónomo para manejar uno de los asuntos de mayor importancia y honor para el Perú a escala mundial, que son cerca de 19 millones de hectáreas de áreas protegidas.”

Junto al Viceministerio de Turismo se buscará desarrollar su “enorme potencial a través del ecoturístico”, reflejado en su grandes reservas de biodiversidad y servicios ambientales, precisa.

“Ya tenemos turismo importante en Paracas, Huascarán, el Manu, Tambopata y Machu Picchu, que también es un área protegida.”


Brack sostuvo que, usufructuadas en pequeña extensión, éstas áreas pueden producir muchísimo para el Perú, debido a que nuestro país “no sólo es de los incas, del río Amazonas, de los bosques tropicales, de las orquídeas, de las aves, las mariposas, los bosques de neblina, es muchas y muchas cosas más”.

El ecólogo explica que no se usaría toda el área, sino sólo pequeñas porciones establecidas dentro de la zonificación. En este momento, las áreas protegidas –como el Huascarán, Paracas, Machu Picchu, entre otras– reciben más de 700 mil turistas al año; por tanto, existe un potencial que podría ser mejor explotado, como alternativa para conservarlas.

Optimismo

El jefe del Inrena, José Luis Camino Ivanisevich, se mostró complacido con los cambios que se avecinan en la entidad a su cargo y muy optimista por los proyectos en curso.

“La visión de dar rentabilidad a las áreas naturales protegidas data de muchos años. Lo que se necesita es abrir el juego para que otras entidades puedan participar de alguna manera y colaborar en este tema, ya que el Estado no tiene capacidad para atender todas las demandas que posee.”

Se refirió a la experiencia de Costa Rica, país que ha hecho del ecoturismo uno de sus fuentes más importantes de ingresos económicos.

“Ellos, con sus áreas naturales protegidas, obtienen el 5% de su PBI. Para nosotros eso puede ser un ejemplo, con la ventaja de que nuestras áreas naturales protegidas tienen el doble de dimensión. Ellos han sabido desarrollar una cultura con base en este tema y es algo que podríamos imitar de una manera más interesante, por la biodiversidad que tenemos.”

Camino señala que en el pasado el Estado no tuvo nunca una visión de largo plazo respecto al potencial natural de nuestro país, y que ahora empezó una nueva etapa en que se pondrá mucho énfasis en educar a la gente en materia ambiental.

Autor: Karina Garay Rojas
kgaray@editoraperu.com.pe

Fuente: El Peruano

Comentario: Si todo esto se traduce en mayor presupuesto, estabilidad laboral a los mejores profesionales, incentivos y capacitaciones, entonces vale la pena. E conocido Jefes de Área que han tenido que pagar con su sueldo el recibo de luz de las oficinas administrativas, a guardaparques esperar meses para recibir su sueldo sin descuidar su trabajo y sobre todo acoger a muchos universitarios en el programa de guardaparque voluntario a pesar del presupuesto franciscano. Es bueno ver la luz al final del tunel, hay que seguir trabajando. JCP

No hay comentarios.: