30 mayo 2009

Programa de Guardaparques Voluntarios Piura - Tumbes / para Nacionales o Extranjeros

Convocatoria
Parque Nacional Cerros de Amotape
Reserva Nacional de Tumbes
Coto de Caza el Angolo
Programa de Guardaparques Voluntarios
2009 – II

El Parque Nacional Cerros de Amotape, Reserva Nacional de Tumbes y Coto de Caza el Angolo, integran el Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado Peruano (SINANPE) y administrado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP) - PERU. Estas áreas naturales se ubican en el noroeste peruano en las regiones de Tumbes y Piura - PERÚ; y, conserva una muestra representativa de los bosques Tropical del Pacífico y Seco Ecuatorial, Centro de Endemismo Tumbesino.

El Programa de Voluntariado del área protegida, se implementa en el marco del Proyecto Integral Araucaria XXI-RBNO, la cual tiene como objetivos, lograr el involucramiento de la sociedad civil (nacional o extranjera), en las labores de conservación en beneficio del Área Natural Protegida (ANP) y en cuyas actividades permitan alcanzar los objetivos de creación del ANP; ampliar el conocimiento y las capacidades in situ de los estudiantes, egresados y profesionales mediante la educación ambiental y gestión de áreas naturales protegidas; e impulsar la investigación científica.

El Parque Nacional Cerros de Amotape, Reserva Nacional de Tumbes y Coto de Caza el Angolo, en su Programa de Voluntarios, ofrece apoyo en la capacitación del manejo de áreas protegidas, certificado de voluntariado, material de campo, movilidad local y traslado hacia las ANP, alimentación y alojamiento en campo durante la permanencia del voluntario (se recomienda una permanencia de tres (03) meses).

Requisitos

1. Nacionales o Extranjeros; egresados (de los últimos años académicos), tesistas o profesionales de las carreras profesionales de Biología, Ingeniería Forestal, Agronomía, Turismo, Educación, Sociología, Antropología o carreras afines.

2. Curriculum vitae no documentado (*)

3. Carta de interés personal o de intención (*)

4. Perfil de proyecto o tesis a realizar durante el programa – de preferencia aprobado por la universidad (opcional). (+)

5. Carta de presentación de su universidad de origen –para estudiantes o egresados– de preferencia. (+)

Se deberán costear sus pasajes (aéreos o terrestres) desde su ciudad de origen hacia la ciudad de Tumbes, así como otros gastos que demanden su permanencia en la ciudad.



Cronograma:

20. MAYO: Convocatoria
20-20 JUNIO: Recepción de expedientes por email
(jmlp_2479@yahoo.es, jlrb24@hotmail.com, rbnoroeste@yahoo.es )
01 JULIO: Inicio de voluntariado 

Informes:

Jefatura de Áreas Naturales Protegidas del SERNANP – Tumbes, Piura
Av. Panamericana Norte nº 1739-Tumbes
Telf. (5172) 526489

Av. Los Cocos Mz H. Lte. 23 Club Grau - Piura
Celular: 073-969417863
RPM # 384261

Contacto:

Blgº. Jorge Miguel Leal-Pinedo
Especialista en Áreas Naturales Protegidas
Reserva de Biosfera del Noroeste
SERNANP Tumbes
e-mail: jmlp_2479@yahoo.es
RPM: # 375417

Ingº. Juan La Rosa Boggio
Especialista en Áreas Naturales Protegidas
Reserva de Biosfera del Noroeste
SERNANP Piura
e-mail: jlrb24@hotmail.com
RPM # 384261

Correo Institucional: rbnoroeste@yahoo.es

(*) Documentos a enviar como archivo adjunto al e-mail anexo a esta convocatoria
(+) Documentos enviados en formato PDF

FUENTE: SERNANP

27 mayo 2009

A propósito del Guía en la montaña del Perú - Carlos Raúl Rodríguez Ramírez: Abogado especializado en la defensa de temas ambientales y sociales

No podemos desconocer las habilidades de los guías de alta montaña, empero tampoco se puede aceptar imposiciones a nuestro deporte de alta montaña. Las montañas por su geografía, cambio de clima y dificultad de asenso a sus cumbres, constituyen uno de los retos más osados de nuestros deportes de alta montaña, imponerle un guía a un montañero a fin de que ascienda es negar la existencia misma del montañero. Distinto es proponer los servicios de guías de manera opcional y así en una conjunción de ideas realizar el asenso.

En nuestro deporte se vive actualmente un desarrollo de áreas de escalada y montañismo con libre acceso, lo cual es acorde a nuestros principios de descubridores. En la Montaña coexistimos  armónicamente el hombre y la naturaleza, el montañero y la Montañano hay montañero sin montaña y  en virtud de ello estamos llamados a defender nuestro deporte libre de la imposición reguladora que no nos tiene en cuenta.

Las actividades de montaña son poco entendidas por personas que no están en nuestro entorno montañista, no comprenden el motivo de subir a la montaña,  mucho menos entienden el porque de nuestro esfuerzo, peor aun cuando conocen de los riesgos que significa nuestra actividad somos considerados de osados,  arriesgados  y tontos porque al final todo ello es por nada, ya que en la cumbre de la montaña no hay nada, solo hielo.  En el Perú somos pocos los que nos dedicamos a ascender a las montañas.   Quizás por toda esta percepción  es que no entienden  la importancia que tiene la montaña en nuestras vidas.    Hoy a través de este articulo trato de poner en evidencia nuestra existencia como montañeros, reconocer  que si bien es cierto somos pocos  no por ello podemos ser desconocidos y  requerimos la atención de los gobiernos y los estados  a nuestro derecho de existencia y libertad a que no se limite el libre acceso a la montaña.  La montaña existe y como tal los  montañeros la consideramos, protegiéndola y  defendiéndola.

Cuando, los montañeros definimos a la montaña, expresamos que  es el lugar donde nuestro ser se relaciona con lo mas divino de nuestra existencia, es el lugar donde sentimos lo que esta más allá de nuestra vestimenta, el lugar donde  sentimos que se exterioriza lo más profundo de nuestro ser,  lo cual nos llena de una satisfacción personal  que nos hace percibir lo que Dios nos ha dado. Al margen de su grado de dificultad y belleza  siempre la respetamos y cuidamos. Al final y como quizás todo lo anterior es incomprensible  decimos es el lugar que quisiéramos nuestros sucesores puedan observar y de ahí entiendan los demás que quizás la satisfacción este en la belleza de la montaña pero nosotros sabemos que ello no es todo, hay algo más.  Esta es una definición que podemos compartir todos los montañistas, sin distinguir entre deportistas que buscan records o nuevas rutas, guías  y  personas que sólo gustamos de las experiencias en la montaña, ya que al final de las jornadas todos hemos vistos los mismos paisajes y disfrutado de ricas emociones y lo hemos hecho a través de nuestro propio esfuerzo, empero la montaña no siempre es la misma y es por eso que repetir una y otra vez la misma montaña será siempre distinto y con nuevas emociones.

Al describir  las emociones que sentimos al estar en su superficie inclinada, observamos sus precipicios, nos sentimos en el vació,  somos solo nosotros los espectadores de este espectáculo frió por su temperatura pero no por su indiferencia ya que en todo momento algo sobre natural nos llena y nos impulsa a seguir adelante sentimos cuando la montaña esta con nosotros  y cuando no lo esta, percibimos la existencia de la montaña,   quizás por este sentir  somos poco entendidos, pero  llenamos nuestros sentimientos y algo más que algunos denominamos alma. Estas bonitas experiencias las tenemos a través del libre acceso a  las montañas y por ello la amamos.

El amor es  el sentimiento que esta por encima de todos los demás sentimientos, a través del amor somos solidarios, somos pacíficos, somos generosos, somos  extraordinarios por amor somos capaces de darlo todo, incluso al extremo de enfrentar el riesgo de  perder la vida durante nuestros asensos y tener muy presente de que en el supuesto que nos llegue nuestra hora final, la montaña es el lugar donde nos  gustaría  quedar,   el lugar que mas amamos y haciendo lo que más nos gusta y ha modo de consuelo a nuestros familiares decir no  nos busquen que en dicho lugar fuimos los más felices.    Ahora bien. El amor no es solo decirlo sino es hacerlo y es  por este sentimiento de amor que le tenemos a las montañas  que defendemos nuestra libre presencia en ella. Buscando se nos  reconozca  y nos tomen en cuenta en las regulaciones reconociendo nuestra existencia y  sentimientos a la montaña, ya que estos no están en contradicción respecto al cuidado, protección y conservación de los ecosistemas.

El hombre es el eje central del derecho y como tal todos los que estamos en torno a ella  debemos formar parte de su regulación, a fin de generar regulaciones más eficientes, sin sacrificar el aspecto deportivo y descubridor de nuevas rutas,  Hoy en el Perú, el acceso a la montaña se encuentra limitado, ya que desconocen la existencia del montañero  y es así que todo aquel que desee ingresar a la Cordillera Blanca o a la Cordillera Huayhuash   y desee realizar un trekking, escalar por una ruta normal o haciendo una ruta nueva,  al Huascaran, Huandoy, Chacrarraju, Huantzan, Copa, Artesonraju, Cayesh, Ishinca, Ranrapalca, o a cualquiera de las montañas  esta obligado a contratar los servicios de un guía y llegar con El por las rutas señaladas, es decir debemos comportarnos como alumnos de colegio y solo debemos conducirnos por los lugares señalados y bajo la autoridad del Guía, desconociéndose nuestras actitudes de exploradores y descubridores que por instinto personal tenemos y que caracterizan las actividades en la montaña, impidiéndonos la apertura de nuevas rutas y records. No olvidemos que de vieja data si no hubiera sido por estas actitudes no se hubiera conocido la cumbre de ninguna montaña y todo no esta dicho en torno de ella es por eso que siempre esta en nosotros el instinto de conocer un poco más de ellas, sin que ello signifique su detrimento o originarle efectos adversos, podemos afirmar que hemos logrado una armonía en nuestra relación con la montaña y sus pobladores, respetando, conservando,  protegiéndola  y  dando recursos a las poblaciones colindantes a través del pago por sus servicios de transporte y logística.  Somos concientes de que nuestros asensos importan un riesgo a nuestra vida, pero ello es nuestra decisión personal que se autorregula. Si bien es cierto, el estado regula para las mayorías ello se da  siempre y cuando  no afecte el derecho de los demás, en todo caso no nos puede desconocer y regularnos como a todos en general, debe dejar una salvedad a nuestras decisiones y proyectos de asensos, más aun si nuestras actividades no generan la depredación de las montañas. Es por esto que consideramos no se puede desconocer nuestra existencia y imponernos guías en nuestras actividades en alta montaña. 

Carlos Raúl Rodríguez Ramírez 

Montañero, ha recorrido las diversas  quebradas y montañas de la Cordillera Blanca, Cordillera Huayhuash,  Cordillera Central de Los Andes y las montañas de Cusco y Arequipa, Asimismo he recorrido la Patagonia y Tierra del Fuego en Argentina y Chile. En Norte América he recorrido El Gran Cañon, El Parque Rocas Rojas y , Yosemite.  Abogado especializado en  la defensa  de temas ambientales y sociales. Email: carlosraulrodriguez@hotmail.com

10 mayo 2009

Abrapalabra: El Guía del Hortelano - La protesta de los guías turísticos de Cusco y el rostro de la antimodernidad - Rafo León

Se acababa de dar la norma, aún hoy vigente, según la cual solo pueden trabajar como guías turísticos en Cusco quienes han hecho una carrera superior en la materia. Yo tenía que recorrer el camino Inca para una publicación especializada y requería por tanto de un guía que fuera un tigre. La nueva normatividad me puso, en cambio, a una especie de flancito, fofo, debilucho, que nunca había pasado de hacer City Tours para gringas viejas pero cuyo perfil encajaba perfectamente en el reglamento.

Desde que lo vi me dije, perdí, con este no llego a ninguna parte. Y así fue. Para comenzar, yo – duplicándole la edad – caminaba tres veces más rápido que él, pero lo peor era su desinformación.  Por ejemplo, me detenía ante una flor amarilla del bosque tropical y le preguntaba a la gelatinita que tenía por guía, “¿Cuál es el nombre científico de esta planta y cómo la conocen los lugareños?”. El pudincito miraba, titubeaba, le tomaba una foto a la flor y me decía, “al regreso en el Cusco te contesto”. Lo mismo con los restos arqueológicos, los cirros, las estadísticas, los precios y las distancias. ¡Cuánto extrañé a mis amigos, viejos, corridos, conocedores como nadie de estos lugares, que fueron los pioneros en abrir trocha para la gente audaz y bizarra de todo el mundo que venía a Cusco a buscar lo imposible! Estos amigos, algunos peruanos otros de cualquier parte, por décadas habían vivido haciendo guiados impecables, pero con la nueva norma quedaban confinados a una función que se llama Tour leader, que es algo así como el asistente del guía, el que se encarga de tramitar los permisos, vigilar los soroches y comprar la comida.

Guiado en carne propia

Desde hace quince días hasta hoy cuando escribo, 2 de mayo, los guías turísticos de Cusco están bloqueando la vía férrea que va a Aguas Calientes y amenazan con tomar la mismísima ciudad de Machu Picchu, contra una modificación a la Ley de Turismo que el MINCETUR está impulsando, mediante la cual se crea una Certificación de Competencias Laborales en el tema del guidismo. Se trata con esta de flexibilizar los requisitos que hoy se exigen, para permitir que en el Turismo Rural Comunitario tanto como en ciertas formas de viajerismo muy especializado- como la observación de aves, de orquídeas, o la búsqueda de experiencias místicas- el guiado pueda ser ejercido por alguna persona de la comunidad o algún conocedor del tema específico, que antes haya acreditado sus conocimientos para hacerse merecedor de la mencionada certificación. Debo decir que en este tema estoy de acuerdo con la propuesta del Ejecutivo, en gran medida porque conozco los esfuerzos del MINCETUR por sacar adelante emprendimientos de comunidades y empresas campesinas que aspiran a entrar al mercado turístico con iniciativas muy originales que tienen una demanda creciente en todo el mundo. Y debo decir que cuando uno va a alguna de estas comunidades a quedarse unos días, no hay nada que se compare con recibir el guiado de parte de una persona de allí, que te cuenta la historia de cada piedra entramada con la suya propia, con la de sus abuelos y con su vida cotidiana; imposible que un guía foráneo, por más doctorados cum laude que tenga, sea capaz de transmitir.

Turismo de escritorio

Este caso, el de la protesta de los guías cusqueños, es digno de estudio. Allí están todos los elementos de la antimodernidad: bloqueo a la competencia, gremialismo cerrado, legalismo burocratizante. El guía que no acepta esta innovación, no tiene ningún interés en que el turismo peruano mejore y, aunque parezca paradójico, se profesionalice de verdad. Lo que busca es una suerte de estabilidad laboral que le garantice su trabajo y su sueldo, así sus clientes franceses regresen a su país convencidos de que la flor amarilla del Camino Inca se llama geranio y crece muy bien en las macetas de Lima. Acá si hay perro del hortelano, y es importante reconocer que quien tiene la razón es el gobierno, pues la propuesta se sustenta en proyectos de inclusión social. Y si no, el flancito.

Fuente: Revista SOMOS del COMERCIO (Sábados) Abrapalabra
.
Tiempo de Viaje: Clic aqui
.
Nota: La foto adjunta al final del artículo fue tomada durante mi viaje a Laguna de Cóndores, acompañado del guía local más joven de Leymebamba - Chachapoyas, excelente información, buen cocinero  e incansable caminante. Lo pueden ubicar en el Hostal Laguna de los Cóndores, se llama Mardin Aguilar Roman.

Tesis: Estudio comparativo de experiencias de ecoturismo en comunidades localizadas en áreas protegidas de Colombia, Perú y Venezuela. PDF 349 Pág

Las líneas modernas de la investigación en ciencias sociales hacen énfasis en la necesidad de que el estudioso reconozca su propia influencia en los resultados obtenidos. De acuerdo con algunos autores (contrariamente a quienes sugieren que el profesional debería “permanecer oculto”), esta es una situación natural que lejos de negarse, debe ser aprovechada y reflejada en el análisis, pues si cada ser humano posee una personalidad, los documentos que produce lo deberían de reflejar.

En este trabajo hemos intentado (y cuando digo “hemos”, me digo que tal vez debería usar la primera persona del singular, pero la “tradición académica” me lo impide), ser tan objetivos como nos ha sido posible, aunque reconocemos que en ocasiones es un trabajo difícil, pues la opinión que uno tiene sobre determinados temas se muestra, incluso de forma inconsciente.

El hecho de ser extranjeros (aunque con un idioma común), por ejemplo, nos (me) permitió comunicar eficientemente, pero al mismo tiempo, suponemos posible que nuestros encuestados hayan respondido lo que creían que queríamos escuchar. Considerando lo anterior, hemos pretendido dar voz a los diferentes actores y utilizado diferentes metodologías (encuestas, observación, entrevistas a profundidad, opinión escrita de los mismos actores), de modo que pudiéramos evitar una visión única, o desde una sola perspectiva. Creemos que, aunque definitivamente podría ser mejorado, este trabajo responde con bastante claridad a nuestros objetivos.

Contrariamente a lo que leemos en el exergo, en nuestra investigación aspiramos a compartir nuestros hallazgos con los actores y prestarles información útil. Consideramos importante dejar atrás la etapa en que el investigador guardaba celosamente sus averiguaciones para presentarlas únicamente a sus compañeros científicos: existen los académicos que sugieren cambiar paradigmas (entre ellos Michael Hall, uno de los “gurúes” del turismo), y creemos, a pie juntillas, en sus recomendaciones al respecto: nuestra intención es la de mostrar, no de convencer; la de exponer nuestra verdad, siendo conscientes de que la verdad no es única, sino que está supeditada a aspectos culturales, sociales y éticos de cada sociedad. Lo que el lector hallará en este texto es nuestro análisis de un caso concreto: el estudio de tres casos de ecoturismo en los Andes. Esperamos ofrecer en él, suficiente material para una discusión posterior.

“¿Cómo decir que el cuchillo es malo porque mató a Pedro?” En el mundo moderno de los proyectos y del ecoturismo, se habla mucho de monitorear y evaluar los impactos, pero fuera de las propuestas orientadas al medio físico, las dirigidas a lo social y económico se han desarrollado muy poco, y las que existen carecen, en su mayoría, de utilidad para sus actores: se habla de monitorear, pero no se explica para qué.

Se dice que el ecoturismo es una herramienta que permite hacer un uso efectivo del turismo en zonas naturales, sin embargo cuando se intenta obtener la data que sustenta ese análisis, ésta es casi siempre inexistente: el problema del ecoturismo es que no se mide.

Este trabajo se pudo haber llamado “3 pruebas de que Dios (y el Ecoturismo) no anda por Sudamérica”, pero nos fue sugerido otro, y se nos pidió un poco más de seriedad (tal vez no era aún el momento de romper el paradigma), así que nos decidimos a abordar, en un principio, la descripción y comparación de experiencias de turismo en área protegida de tres países. No obstante, en la medida que avanzamos con nuestro trabajo, realizamos que se volvía necesario el planteamiento de medios e indicadores básicos para monitorear los avances y retrocesos de estos emprendimientos: esto sería útil para ellos mismos y también para quienes se plantean llevar a cabo alguno.

En este estudio han sido entrevistadas más de 45 personas, todas nos han contado la parte que han jugado en estas experiencias y por ello suponemos que existen muchas expectativas en cuanto a la calidad del presente: es probable que en la visión de algunos de nuestros contactados, quedemos “un poco cortos” pues seguramente se dirán que nos han compartido más información que la mostrada.

Por el tamaño del estudio, debemos ser más concisos en la descripción de la problemática de cada una de las ANP y proyectos, sin embargo, intentamos dar una visión general que, sin ser representativa de cada país y sitio (sería demasiado pretencioso decir que un trabajo tan breve y con una muestra tan pequeña, lo es), intenta mostrar ejemplos y aterrizarlos en una propuesta de trabajo para mejorar su desempeño. Es factible también que al leer, los actores y lectores encuentren que, a pesar de las diferencias de cada sitio estudiado, en el fondo la problemática tiene más coincidencias que antonimias.

Finalmente, estaremos (Samuel y Bedrich), siempre agradecidos de la difusión que se pueda dar al presente, creemos sinceramente que la discusión ordenada aporta al crecimiento de nuestra sociedad.


 Samuel Bedrich Morales Gaitán

Tesis Magíster Scientiae

Universidad Nacional Agraria La Molina
Escuela de Postgrado
Especialidad de Ecoturismo

Diciembre de 2007.



Descargar PDF:

Fuente y datos para descargar la tesis:

03 mayo 2009

In The Wonderland of Perú, The National Geographic Magazine - April 1913. Download PDF 18 MB

.
CONTENTS 
 
In the Wonderland of Perú
The work accomplished by the Peruvian Expedition of 1912, under the auspices of Yale University and the National Geographic Society
By Hiram Bingham, Director of the Expedition.
With 244 illustrations 


The city of Machu Picchu, the cradle of the Inca Empire

In 1911, while engaged in a search for Vitcos, the last Inca capital, I went down the Urubamba Valley asking for reports as to the whereabouts of ruins.

The first day out from Cuzco saw us in Urubamba, the capital of a province, a modern town charmingly located a few miles below Yucay, which was famous for being the most highly prized winter resort of the Cuzco Incas. The next day brought us to Ollantaytambo, vividly described by Squier in his interesting book on Perú. Its ancient fortress, perched on a rocky eminence that commands a magnificent view up and down the valley, is still one of the most attractive ancient monuments in America...


NOTA: Este articulo a sido subido gratuitamente a disposición de todos los que quieran utilizarla con fines particulares y sin ningún ánimo de lucro, de acuerdo con la Declaración del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de la Organización de las Naciones Unidas que entre otras cosas declara:

TODAS LAS PERSONAS TIENEN DERECHO A LA EDUCACIÓN Y EL DISFRUTE DE LOS BENEFICIOS DE LA LIBERTAD CULTURAL Y EL PROGRESO CIENTÍFICO.

Download PDF, April 1913: Clic aqui

The Complete National Geographic: Clic aqui

Parents have always bought National Geographic magazine to expand their children’s horizons as much as their own. Both will find an almost inexhaustible source of information and entertainment in The Complete National Geographic, an astounding collection of every article, photograph, and advertisement from 110 years of the magazine’s history.